domingo, 11 de febrero de 2018

¡¡TE QUIERO MUCHO COMO LA TRUCHA AL TRUCHO!!

Siempre me ha gustado mucho esta frase, ya que mi madre me la solía decir de pequeña y me encantaba. Así que la he cogido de inspiración para haceros esta entrada tan amorosa, así podéis aprovecharla para hacerla en San Valentín que ya está a la vuelta de la esquina.

Además esta vez os traigo la receta de los cupcakes que he hecho, muy "originales" en esta fecha. Son unos Red Velvet que yo, adicta al queso, devoro. Hacedlos porque quedan súper jugosos.




CUPCAKES RED VELVET

Ingredientes para 5 unidades.

25 ml de aceite de oliva suave
25 g de azúcar
1 huevo pequeño
50 ml de leche (la que más os guste)
70 g de harina
15 g de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharadita de vainilla
1/2 cucharadita de zumo de limón
1/4 de cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de vinagre

Ingredientes para la buttercream.

40 g de mantequilla
80 azúcar glas
1 cucharada de leche
40 g de queso crema

Preparación.

Precalentamos el horno a 170ºC. En un vaso ponemos la leche y le echamos el zumo de limón. Dejamos reposar unos 5 minutos. Mientras, seguimos con el resto de pasos de la receta.
Batimos el azúcar con el aceite. Cuando esté todo integrado añadimos el huevo y la vainilla, y lo batimos todo.
Tamizamos la harina y el cacao. Añadimos a la mezcla anterior la mitad de la harina y mezclamos. Luego la leche y por último el resto de la harina.
Después en un vasito mezclamos el bicarbonato con el vinagre y cuando burbujee lo agregamos a la mezcla. Cuando se haya integrado ponemos el colorante necesario para que quede bien rojo (os recomiendo un colorante en pasta, que con un poquito tiñe muy bien).
Ponemos la masa en cápsulas de cupcakes sin llenarlas mas de 2/3 de su capacidad y horneamos unos 20 minutos. Cuando estén listos los dejamos enfriar en el molde unos 5 minutos y después los pasamos a una rejilla para que acaben de enfriar.
Mientras vamos elaborando la butercream. Para ello ponemos en un recipiente la mantequilla y batimos con unas varillas eléctricas hasta que blanquee un poco. Luego añadimos el azúcar glas tamizado y seguimos batiendo. Añadimos la cucharada de leche y batimos hasta tener una masa homogénea. A continuación agregamos el queso crema frío y batimos unos 5 minutos. Y ya la tendremos lista.

Sólo decorar los cupcakes cuando estén completamente fríos o se os derretirá la crema. En mi caso he utilizado una manga pastelera con una boquilla de estrella abierta pero podéis utilizar la que vosotros queráis. En este caso yo les he echado unos sprinkles en tonos azules para simular el agua.

Y como no, y más para una ocasión tan especial, estos cupcakes deben presentarse de una manera muy cariñosa. Para ello os he preparado unos toppers y una tarjeta. Lo tenéis todo para descargar al final de la entrada.

Los toppers simplemente es imprimir, recortar y pegar a un palillo. Después sólo hay que clavarlos en los cupcakes.


La tarjeta la podéis dejar apoyada simplemente en la mesa porque su mensaje es muy cariñoso y gracioso. Pero también podéis añadir por dentro un mensaje personal para vuestro "trucho" jiji.


Espero que os haya gustado. Si os animáis a sorprender a alguien especial con estos cupcakes ya sabéis que estaré encantada de que me etiquetéis en vuestras redes sociales para poder verlo. Un abrazo y hasta la próxima.




domingo, 28 de enero de 2018

COMO PEZ EN EL AGUA

Ya he vuelto. Ya se que últimamente me cuesta más publicar entradas, perdonarme, pero es que son demasiadas cosas a la vez, pero intentaré como mínimo dejaros una mensual.

La entrada del mes de enero va de pececillos y es que me han inspirado los nuevos integrantes de la familia. No sabéis como disfruta mi hijo mirándolos. Y de tanto observarlos pues se me ocurrió esta idea.

Son cakepops en forma de pez y que además de comerlos pueden servirnos para indicar a cada comensal donde debe sentarse.



Como veis en cada copa he añadido una etiqueta donde he escrito el nombre del invitado. A mi me parece que queda muy gracioso y es una forma muy original de hacerlo. Al final de la entrada os dejo el enlace para que os guardéis las etiquetas. Sólo hay que recortarlas, ponerlas alrededor de la copa y pegar las dos partes.


Ya sabéis que siempre intento hacer cosas muy sencillas y estos pececillos no son la excepción. Como siempre coged la receta del bizcocho que más os guste y hornear los cakepops. Yo prefiero hacerlo así a desmigar un bizcocho y añadirle crema. Una vez fríos derretimos chocolate blanco, lo teñimos (siempre con tinte liposoluble) de morado suave, mojamos los palitos y los clavamos en nuestras bolitas. Dejamos que se endurezcan para poder trabajar sin peligro a que se nos desprendan. Mientras preparamos el resto de detalles.


En esta ocasión vamos a necesitar cinco colores de fondant. Yo lo que he hecho es coger blanco e ir tiñendo con rojo las diferentes tonalidades que quería. Hacemos con cada color un churrito.
Los ponemos bien juntos y aplastamos con un rodillo, así se nos quedarán bien pegaditos y planos. Con un cuchillo o cortador hacemos triángulos, para cada pez necesitaremos tres. No os preocupéis si os quedan desiguales, parecerán más naturales.
Ahora es el momento de sumergir nuestro cakepop en el chocolate y bañarlo. Le quitamos el exceso de chocolate y antes de que se seque del todo le ponemos dos de los triángulos a cada lado y uno detrás a modo de aletas.
Por último añadimos los ojos (pueden ser de fondant pero yo lo pongo de azúcar que es más rápido) y la boca que es un sprinkle de corazón.



No me digáis que no son adorables estos pececillos. 

Para la presentación cogemos copas, hacemos un fondo marino y los introducimos. A mi me encantan y además de decirte dónde te sientas, los puedes saborear jiji.

Por último os quería comentar cómo hice el fondo de las copas. Después de darle vueltas opté por teñir arroz.


Cogemos el arroz, lo ponemos en un recipiente, echamos colorante alimenticio azul y damos vueltas hasta teñirlo. No tiene que quedar muy uniforme porque los diferentes tonos le dan un toque más marino. 
Otra opción sería poner sprinkles azules o lacasitos. Si son pocos invitados es buena idea, pero si son muchos puede salir algo caro y creo que la idea del arroz es muy asequible. Eso si, dejar que seque bien para que no se os tiñan los cakepops.

Y hasta aquí la entrada de enero y ya pensando en San Valentínnnn. Espero que os haya gustado y si probáis a hacerlo me encantaría ver vuestras fotos, así que etiquetadme en vuestras redes sociales. Hasta la próxima.
P.D.: Aquí os presento a los nuevos miembros de la familia.






domingo, 24 de diciembre de 2017

GALLETAS DECORADAS DE NAVIDAD

Me encanta la Navidad, es que mires donde mires, está todo decorado. Luces, adornos, árboles... es genial. Y como no también podemos decorar nuestras galletas con motivos navideños.

Yo normalmente en Noche BuenaNavidad llevo siempre algo dulce para mi familia y amigos. Esta vez son galletas que pondré en una cajita decorada para la ocasión.



Son tres modelos, como siempre muy sencillas de  hacer. Eso sí, necesitaréis unos cortadores de galletas que podéis encontrar en tiendas especializadas e incluso en tiendas de decoración. Lo bueno de estas galletas es que podéis hacerlas ya y os aguantan perfectamente toda la Navidad.

La primera es un simpático Papá Noel.  El primer paso es hacer la bola y la parte de abajo del gorro, para ello con glasa blanca lo rellenamos todo y antes de que se seque le ponemos fideos blancos por encima, así simularemos la textura de la tela y el ponpón. Inmediatamente después podemos hacer con la misma glasa la barba. Ahora debemos esperar a que seque bien y podremos perfilar el bigote y hacer la boca con glasa roja. Por último con chocolate o un rotulador de tinta comestible dibujamos los ojitos.



No podía faltar Rudolph, además es la más facilita de hacer. en esta ocasión lo que he hecho es añadir un poco de chocolate a la masa de las galletas para darle un toque marrón. Derretimos chocolate con leche o negro. Ponemos unos puntitos en la galleta y pegamos la nariz (que es un lacasito) y los ojos (yo los he puesto de azúcar pero también podríamos hacerlos de fondant, pero así es mucho más rápido). Luego sólo nos queda hacer con el mismo chocolate las astas y la boca.
Si queréis podéis poner sólo a una galleta de reno la nariz roja de Rudolph y al resto lacasitos de chocolate y tendréis a toda la manada.  


El último es un feliz muñeco de nieve. Lo primero que debemos hacer es perfilar con glasa blanca el contorno del cuerpo. Una vez seca ya podemos rellenarla y ponerle los botones (sprinkles o de fondant). Inmediatamente podemos hacer el sombrero con glasa gris o negra y para que quede más bonito podemos adornarlo con unos sprinkles. Cuando todo esté bien seco ya podremos hacerle la bufanda (yo la he hecho roja para aprovechar la glasa sobrante del Papa Noel). Y por ultimo le dibujamos la carita con rotuladores.


Como veis son muy facilitas y además quedan muy graciosas, seguro que a vuestros familiares les encanta recibirlas. Así que animaros y regalar estas simpáticas galletas que además os saldrán buenísimas.

Hasta aquí la entrada de hoy y sólo deciros que os deseo una feliz Noche Buena y Navidad. 

domingo, 17 de diciembre de 2017

CARTAS DE NAVIDAD IMPRIMIBLES

Siiiiii ya no queda nada para que llegue Navidad. Me encantan estas fiestas y desde que tengo a mi hijo aun más.

Hoy os traigo una entrada muy cortita pero que os puede ser muy útil en estas fechas. He realizado unas cartas para escribir a Papa Noel y a los Reyes Magos. Podéis descargaros tanto las cartas como los sobres en los enlaces que os dejaré más abajo. Las podéis imprimir para que la rellenen los más peques y vosotros también, claro que sí.




Ya que Papa Noel está al caer (nuca mejor dicho jiji) es la primera que os dejo. Cómo veis es una carta muy graciosa con huecos para rellenar. Además si queréis un sobre muy original también lo tenéis con su sello incluido. Sólo tenéis que pinchar en este enlace y la podéis guardar e imprimir.



A la carta de los Reyes le he dado un poco de color. Y también tenéis disponible un sobre para poder guardar la carta y mandársela. Pinchad aquí y lo tendréis.

Montar los sobres es muy sencillo, sólo tenemos que imprimir, cortar por las líneas de puntos y doblar por las líneas continuas. Después se pegan los laterales con un poquito de pegamento en barra y ya lo tendremos montado.

Espero que hayáis sido muy buenos y os traigan todo lo que pidáis. Un beso muy grande y pasarlo muy bien en estas fiestas. Hasta la próxima.

sábado, 2 de diciembre de 2017

TOMATITOS DULCES

¿Qúe le dice un tomate a otro cuando se lo encuentra en la nevera? Anda un tomate que habla.
Jajajaja sí, es muy malo pero si lo cuentas con gracia tiene su chispa. Además a mi hermana mayor le gusta, y gracias a ella y a mi otra hermana he podido hacer esta entrada, así que a mis súper hermanas va dedicada.

Cuando se enteraron de que hacía decoupage me trajeron un día unas servilletas preciosas de unos tomates muy cariñosos. Me encantaron tanto que me sirvieron de inspiración para hacer esta sorpresa dulce dulce. Como no, ha parado en manos de mis hermanas y les ha gustado mucho.


Como veis con las servilletas decoré un bote de leche en polvo de mi hijo y dentro les puse unas cositas muy dulces, igual que los tomatitos dibujados. Si queréis ver la técnica que utilicé para tunear el bote darle click al enlace de más arriba y os lo explico.


A los cakepops les di forma de tomate, por supuesto, y no tienen mucho misterio. Primero horneamos o preparamos unas bolas de bizcocho y después sólo nos queda decorar. Para ello, con fondant verde, hacemos las hojitas que llevan los tomates. Yo utilicé un cortador de hojas y así es más sencillo. Superponemos dos de ellas, algunas hacia arriba y otras hacia abajo y las dejamos endurecer un poco. Después clavamos los palitos a la bola de bizcocho con un poquito de chocolate y los metemos en la nevera para que endurezcan. Una vez fríos los cubrimos con chocolate rojo (o blanco teñido con tinte liposiluble) y colocamos arriba un ramillete de hojas. Cuando seque a temperatura ambiente (no lo metáis en la nevera porque al fondant no le gusta mucho jiji) ya estarán listos.


Las galletas me han gustado mucho como han quedado. Quise que tuvieran la apariencia de un sello. Para hacerlas horneamos unas galletas (os dejo la receta en el link), y cuando estén frías con un cortador igual pero más pequeño cortamos cuadrados de fondant blanco. Luego con rotuladores de tinta comestible (me encaaaantan) dibujamos un tomatito y en una esquina superior un corazón y la palabra "love". Se podría hacer con glasa o pincel y colorantes pero con rotuladores es más rápido y tengo más precisión.


Por último hice unos muffins con pepitas de chocolate, y no se aprecia, pero los coloqué en unas capsulas muy amorosas llenas de corazones.

Todo lo hice por duplicado y de esta manera al día siguiente les llevé este estupendo regalo a mis hermanas que las quiero un montón. Creo que ya no queda mucho rastros de los dulces y el bote lo han puesto en la cocina con los cucharones, queda muy resultón.

Animaros y hacerle un detallito a alguien que queráis mucho seguro que le gusta. En lugar de un bote podéis decorar una cajita de fresas o simplemente comprar una caja bien bonita. Y guardaros esta idea para San Valentín porque es perfecta.

Hasta la siguiente entrada. Nos vemos.





domingo, 22 de octubre de 2017

DESAYUNO DE HALLOWEEN

Hola de nuevo, dentro de nada ya es Halloween y os he querido traer una entrada para los más pequeños o para los amantes de Disney.

Como siempre he hecho algo fácil de hacer y que lo podéis hacer el mismo día. Yo lo he pensado para un desayuno pero también puede valer para la merienda.


Como veis sólo hacen falta unas galletas Oreo, leche y cartulinas.

Para las hacer las galletas necesitáis galletas Oreo normales y minis, chocolate blanco y colorante naranja liposoluble y sprinkles de halloween.


Lo primero es preparar el chocolate, si conseguís naranja mucho mejor, pero sino podéis teñir el blanco con colorante naranja o como hice yo mezclar rojo y amarillo. Una vez listo metemos la galleta hasta casi la mitad y antes de que se seque ponemos el sprinkle (en este caso una calabaza) y dejamos secar. Cuando esté seco el chocolate abrimos una mini Oreo por la mitad y las introducimos un poquito en la galleta grande y listo. 


Yo hice cuatro diferentes, pero pueden ser todas iguales, a vuestro gusto. Y si hay galletas de desayuno no puede faltar la leche. Simplemente hay que poner la leche en una botella y ponerle alrededor una etiqueta que podéis descargaros más abajo.



Pero y si lo que queréis es regalarlas, podéis preparar una cajita bien chula y ponerlas dentro. Sólo haceros con una cartulina negra, otra naranja, una cinta y pegamento.



Se corta un rectángulo de color negro y se puede decorar como queráis, yo hice con rotulador blancos unas caritas de mickey. Junto a la etiqueta de la leche os dejo una silueta para que podáis gastarla de patrón y hacer como una calabaza que hay que pegar a la cinta. Con la cartulina negra hacemos un cilindro y chafamos las dos partes de un lateral. Luego metemos las galletas y chafamos el otro lateral, cerrando así la caja. Colocamos la cinta alrededor y le hacemos un nudo, de esta manera la cajita no se podrá abrir y quedará preciosa.

Espero que os animéis a hacerle un desayuno a los más peques, seguro que se lo comerán encantados y disfrutar mucho de este Halloween. Hasta la próxima.

ETIQUETA LECHE

domingo, 1 de octubre de 2017

CUMPLEAÑOS ESPACIAL

Hoy os traigo una estrada muy "espacial". Hace poco hice una tarta y unos cupcakes para el cumpleaños del hijo de una amiga que cumplía 12 años. 

Tengo que decir que cuando nos invitaron al cumple no caí en decirle que podía hacerle la tarta, ¿cuándo creéis que se me encendió la bombilla? pues el mismo día jajaja. Yo muy apurada hablo con mi amiga esa misma mañana diciéndole que lo sentía pero que ni había pensado en preguntarle si quería que le hiciera una tarta y que suponía que ya la tendría comprada. Pero no, así que le dije que no se preocupara que yo me encargaba de hacer la tarta para los niños y cupcakes para los adultos. Le pregunté por los gustos de su hijo y me dijo que el espacio.

Yo enseguida me puse a maquinar, pero claro tenía como unas cuatro horas para hacerlo todo, era toda un reto. En ese momento pensé y confirmé que estoy un poco loca metiéndome yo sola en estos jaleos, pero que le vamos a hacer me encanta jajaja.

Tengo que decir que estoy muy orgullosa porque además de que me dio tiempo fue un gusto ver como los niños se comían la tarta y repetían.


Fue un cumple muy chocolateado jiji. La tarta era de oreo y los cupcakes eran puro chocolate. Para exponerlo me llevé un mantel de color azul muy espacial.


La tarta la cubrí con crema de mantequilla de chocolate blanco y le añadí polvo de oreo por eso tiene ese color, pero me vino genial para simular la tierra de un planeta conquistado por un simpático astronauta; que es, como no, el cumpleañero, para demostrarlo planta su bandera en el planeta con su inicial.
Para hacer ver que era un planeta una vez puesta la capa sujeta migas, puse otra capa encima a la que luego le hice surcos de diferentes tamaños con una cuchara. Era muy sencillo de hacer, tampoco había que alisar mucho la crema de la tarta porque simulaba el terreno del planeta, lo que venía genial por el poco tiempo que había para hacerla.
La banderita también fue sencilla de hacer, simplemente corté un triángulo en papel rojo y la pegué a un palito de cakepop, y para personalizarlo puse la inicial del cumpleañero.


Creo que el astronauta fue lo que me llevó más tiempo. Esto (si vosotros sois más organizados que yo) lo podéis hacer algún día antes sin problemas. Sólo se necesita fondant blanco, gris o plata y azul, pero este último podéis cambiarlo a vuestro gusto.
Lo primero es hacer la cabecita con un bola blanca y en los laterales se le ponen dos bolitas aplastadas. Con gris hacemos la ventanita de la cara y la parte de abajo.
Para el cuerpo hacemos un cilindro con una parte mas ancha. Luego lo aplastamos un poquito para achatarlo. Delante le ponemos como un panel de mandos. Le ponemos un palillo y le montamos la cabeza encima.
Ahora toca hacer los brazos con dos churritos y bolitas para las manos. Y las piernas las hacemos con varias bolitas aplastadas que luego juntamos. En la base de los pies ponemos un círculo gris al que le hemos hecho unas líneas.
Para que quedara más personalizado en cada brazo el astronauta llevaba unas etiquetas, una con el nombre del cumpleañero y en la otra los años que cumplía.


Estos eran los cupcakes para los papás que venían. Milagrosamente me dio tiempo a hacer los toppers y las tarjetitas de la mesa. Para darle un toque espacial a los cupcakes, además de los toppers, le puse sprinkles dorados. Os pongo aquí mismo la receta porque tenéis, no, DEBÉIS PROBARLOS, están súper buenos, eso sí, sino os hace gracia el chocolate ni los miréis jiji.

CUPCAKES PURO CHOCOLATE

Ingredientes para la masa.

180 g de harina
Una cucharadita y media de levadura
40g de chocolate en polvo sin azúcar
200 g de azúcar moreno (puede ser blanco pero éste le dará más humedad y quedarán mejor)
100 ml de aceite de girasol
3 huevos M
120 ml de leche (la que os guste más)
Una cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes para la crema (ganache)

200 ml de nata 35% M.G.
200g de chocolate para postres

Preparación para 12 cupcakes

Precalentamos el horno a 180º. Mezclamos el aceite con el azúcar. una vez integrada ponemos los huevos y batimos. Tamizamos el cacao, la harina y la levadura todo junto, luego lo incorporamos a la mezcla anterior y volvemos a batir. Cuando esté todo disuelto echamos la leche y la vainilla y acabamos batiendo para que quede una masa homogénea. Rellenamos las cápsulas unas 2/3 partes y los horneamos 20 minutos o hasta que clavemos un palillo y salga limpio.
Mientras están en el horno vamos haciendo la crema, que es una ganache de chocolate. Para ello troceamos el chocolate y lo ponemos en un bol. En un cazo calentamos la nata y cuando esté apunto de hervir la quitamos del fuego y la vertemos encima del chocolate. Lo dejamos así medio minuto y empezamos a mezclar con una espátula hasta que todo quede integrado. Lo tapamos con papel film y lo metemos en la nevera para que endurezca un poco.
Cuando ya tengamos los cupcakes frios y la ganache algo dura la metemos en una manga pastelera con una boquilla de estrella y los decoramos. Luego ponemos un sprinkles dorados por encima y ya estarán listo para comer.


Como siempre os he hecho una invitación por si os animáis a personalizar vuestra fiesta y queréis enviar la invitación o imprimirla.


Y hasta aquí la entrada de hoy, espero no haberme enrollado mucho ;)

Ahh y aquí abajo os dejo el enlace de los toppers y carteles de la mesa, que no se me había olvidado. Hasta la próxima.