domingo, 6 de agosto de 2017

EN LA GRANJA DE PEPITO IA, IA, O...

Si habéis echado un vistazo a mis redes sociales ya sabréis que la temática de mi última fiesta ha sido la granja.

Era una fiesta muy especial porque era el primer cumpleaños de mi peque, y ya que teníamos un peto vaquero, un gorro de paja para él y le encantan los animales tuvimos claro de qué hacérsela.


Así que mi marido y yo nos pusimos manos a la obra pensando en cómo adornar la casa y qué hacer de merendar. Empezaré contando las decoraciones que hicimos para la casa y la mesa de invitados.



En una pared colgamos un panel con datos importantes sobre él. Es una cartulina negra que simula una pizarra. Las letras blancas las hice con un rotulador blanco pero las de color, con tiza de toda la vida y quedó muy bien. Además por arriba pusimos una guirnalda que hice cortando tiras de tela y atándolas a una cuerda.

Podéis poner rasgos de la personalidad del niño/a, sus gustos, lo que mide y pesa... Os pongo el que yo hice más de cerca para que os hagáis una idea. Además si le dais a la imagen os podréis descargar los animalitos que imprimimos y pegamos.


Otra cosa que hicimos fue una idea que vi en pinterest (os he dicho alguna vez que me encanta). Convertimos unos pompones de papel en animales, quedaron muy graciosos. 


Hicimos un pollito, una oveja y un cerdo. Como suelo pusimos un trozo de cesped artificial y además a la derecha pusimos las letras UNO junto a una foto suya del día que cumpló un año (ya que lo celebramos cinco días más tarde). En la foto no lo podéis ver pero encima de esto colgamos una cuerda donde pusimos una foto por cada mes para que se viera como ha cambiado en un año. Quedó precioso el poder ver todo lo que ha crecido. 
Con los animales no nos complicamos mucho la vida, compramos los pompones en una tienda y recortamos directamente en cartulina los ojos o el resto de partes que íbamos a poner.

El resto de decoraciones fue para la mesa de invitados. Hice dos servilleteros y un centro de mesa.


El centro de mesa es muy sencillo de hacer. Cogí un bote de leche de mi hijo y lo pinté de blanco. Una vez seco fui pegando con silicona caliente cuerda por todo alrededor y para darle un toque especial añadí una cinta que encontré en un bazar que le iba genial a la temática, con cuadritos rojos y tela de saco. Después lo rellené con flores artificiales (si son naturales queda más bonito pero luego las quería aprovechar para dejarlas de adorno en casa) y para personalizarlo clavé con brochetas un círculo con el número 1 y el nombre de mi peque y un caballito. En un principio iba a hacer dos pero la cuerda no me dio para más jaja.

Para los servilleteros compré palitos de madera y los fui pegando para hacer la estructura, abajo tenéis la imagen tutorial. Después imprimí los animalitos y los pegué. Si le dais a la foto de arriba tendréis los dibujos que utilicé para tanto para el centro como para los servilleteros.



Todo esto lo puse en la mesa de invitados encima de un mantel precioso y muy alegre que me cosió mi madre para la ocasión. Además compramos vasos y platos de cuadritos rojos y cucharas rojas.  Creo que quedó genial.


Y ya llego a la parte de la mesa dulce. Colocamos dos caballetes y una tabla para hacer la mesa. Puse una tela de arpillera (tipo saco) y encima de esta un mantel de cuadros rojos para dar un estilo campestre. Lo coloqué de tal manera que hacía dos picos para darle un toque más original.


Además pusimos un fondo con papel azul y con cartulinas hicimos un pajar y un manzano. Además en el último momento, ya que lo veía un poco vacío puse unos banderines que tenía.

En cuanto a los dulces intentamos poner cosas para que todo el mundo comiera al menos algo, y no os creáis que fue fácil ya que hay quien no puede tomar lactosa, otro azúcar... 


Estos vasitos eran de bizcocho de almendra con nata y trufa. Corté unos círculos de tela y los até con una cinta para simular los tarritos de mermelada de antes. Además los colocamos dentro de una caja de frutas.

Encima de la caja a modo de decoración pusimos una regadera con flores y unas magdalenitas de stevia con soporte individual.


Lo más sencillo de hacer fueron las palomitas, que eran de bolsa que se pueden hacer en el microondas, siempre os digo que hay que ganar tiempo y cosas así vienen muy bien. Las puse en una cestita de mimbre con una servilleta roja en su interior.


Y también los muffins, que eran de una caja de preparado. Yo los hubiera hecho pero es que a mi marido estos le encanta, que le vamos a hacer, hay que quererlo igualmente jiji. Lo único que hice fue cambiar las cápsulas blancas que traen por unas con manchas de vaca. Además quedaron muy bien porque las pepitas del muffin parecían manchas también.


Los cakepops los hice de dos formas, cerditos y pollitos. Además compré unas cajitas que parecían vallas y coloqué dentro un corcho que adorné con césped artificial.


Para hacer los cerditos se necesita chocolate blanco y colorante rojo liposoluble o chocolate ya teñido de rosa. Es muy sencillo de hacer, cuando tenemos la bolita hecha le pegamos con un poquito de chocolate el palito, un lacasito en el frente y dos pepitas arriba que simularan las orejitas. Una vez esto ha endurecido (yo lo meto en la nevera y más con el calor que ha hecho estos días) lo cubrimos todo con el chocolate que hemos teñido de rosa y  nuevamente lo dejamos endurecer. Y solamente nos queda pintarle los ojitos, los agujeritos de la nariz y la boca. Yo las hice de diferentes maneras.


Los pollitos son aun más fáciles. Cuando tengamos la bola le ponemos el palito y dejamos endurecer. Luego lo cubrimos todo con chocolate amarillo y antes de que se seque le ponemos un triangulito de fondant naranja. Cuando esté seco nos queda sólo dibujar los ojitos.


Además luego se me ocurrió que uno podría ser la gallina. Para ello tenemos que cubrir uno de chocolate blanco, ponerle también el pico y además una cresta. Luego dibujamos los ojitos y listo.


También pusimos galletas, unas eran de margarina y a otras les añadí cacao en polvo hasta que conseguí un color que me gustó. Las hice todas redondas simulando la cara de un caballo, así tampoco hace falta ningún cortador especial.


En esta ocasión no las decoré con glasa sino con chocolate. Con rojo o amarillo hice el lazo y con chocolate puro el pelo, las orejas, ojos nariz y boca. En el caso de la blanca las orejas las hice con chocolate con leche y el pelo con chocolate blanco.


Y por último os presento la tarta. La puse encima de una base de madera y para darle altura la coloqué en un bote de leche que decoré igual que el centro de mesa.  Toda la tarta la cubrí con crema de mantequilla de chocolate blanco que teñí de verde. Lo hice con la boquilla que tiene agujeritos y sirve para hacer un efecto de hierba, queda genial aunque hay que tener algo de paciencia.


Encima puse unos animalitos de fondant y la velita del número 1. Los animales me costaron algo de hacer no por la dificultad sino por el calor. Se me pegaba el fondant, no se quedaban en la posición que quería... pero bueno al final no quedaron mal.


Para la vaca se necesita fondant blanco, negro, amarillo y rosa. Los ojitos y la boca los dibujé con rotulador de tinta comestible. La cabeza la uní al cuerpo con un palillo y como veis la tuve que aguantar con una servilleta porque se caía del calor.


Ovejas hice dos, una blanca y otra negra. El cuerpo simplemente se hace pegando bolitas de fondant.

Y por último el cerdito que sintiéndolo mucho no os puedo ofrecer la imagen tutorial porque las fotos del proceso no se porqué no se veían bien, quedaron negras. Pero es la misma técnica que el resto de animalitos. Un par de bolas, las patas, orejas, morrito y cola. Los detalles con rotulador.


Además en la mesa dulce también pusimos batidos que hicimos con helado casero (gracias a los reyes que las últimas navidades me trajeron una heladera, están buenísimos) de fresa y chocolate.


Como veis puse cartelitos en todas las cosas, aquí abajo os adjunto el enlace para que os los descarguéis.

CARTELES MESA DULCE

Y la invitación que podéis imprimir o mandar por whatsapp.


Bueno y esto es todo. Yo disfruté mucho preparando este primer cumple del peque y sobretodo celebrándolo con él y con toda la familia. Así que animaros y si preparáis una "granja dulce" etiquetadme en las redes sociales para que la pueda ver, me encantará. Hasta la próxima.


martes, 25 de julio de 2017

CÓMO ORGANIZAR UNA FIESTA EN CASA Y NO MORIR EN EL INTENTO JIJI

Como ya sabéis si leéis mi blog me encanta montar fiestas y hoy os voy a decir cómo me suelo organizar para no estresarme ni agobiarme, ya que hay muchas cositas que hacer y más si las hacéis vosotros/as. 
He elaborado un organigrama para que tengáis resumido todos los pasos más importantes a tener en cuenta, muy claritos y de manera resumida. Luego más abajo ya os los cuento con más detalle. Espero que os sea útil.



1) Parece muy obvio pero lo primero que hay que tener claro es el día que vamos a celebrar el evento y qué tipo de fiesta es. Porque no haremos lo mismo para un cumpleaños de niños que para una boda. O si lo vamos a hacer por la mañana, tarde o noche. También algo muy importante es la estación del año, sobretodo para preparar las mesas de comida, ya que si hace mucha calor se nos pueden derretir los pastelitos o echar a perder una comida.


2) Elegir la temática y los colores predominantes. 
Si es una fiesta para celebrar Halloween , navidad o fechas clave de este tipo la temática está clara y también los colores. Sino lo mejor es conocer los gustos del homenajeado/a o preguntarle directamente. Si es una jubilación se pueden hacer actividades y dulces en relación a su profesión.

                        

Y otro factor importante a tener en cuenta son los colores que le vamos a dar a nuestra fiesta. Contra menos colores utilicemos más impacto causará a la vista de nuestros invitados. A mi entender creo que dos colores mas uno neutro (blanco, gris, beige, negro) es la combinación ideal, a no ser que sea una fiesta arcoiris jiji. También queda genial escoger sólo un color y utilizar sus diferentes tonalidades. Lo que no hay que olvidar es que todo tiene que quedar armonizado.


3) Lista de invitados e invitaciones.
Cuando es una celebración familiar solemos tener claro qué personas van a venir y a veces no hace falta ni invitación. Pero si es un cumple para niños o un bautizo por ejemplo, si viene bien hacerse una idea previa de cuántos invitados tendremos, ya que es muy importante a la hora de preparar comida, poner sillas, etc. Si nos decantamos por dar invitaciones las podemos elaborar nosotros mismos o hacerlas digitalmente e imprimirlas. Y acordaros de que tengan relación con la temática de la fiesta. Luego el modo de entregarlo ya es como os sea más fácil: correo postal, en mano, e-mail, wahtsapp...

                   


4) Llega el momento de organizar nuestros rincones
Con esto me refiero a tener claro si por ejemplo vamos a preparar mesas de comida ya sea dulce o salada. En el último paso os explico más a fondo todo el tema de las mesas. Si los invitados estarán en mesa comiendo o será más tipo buffet rápido y estarán de pie.
Luego también podemos organizar algunos juegos o actividades, sobretodo si se trata de un cumpleaños infantil, una despedida de soltera/o, o por ejemplo un babyshower.


Si queremos dar un detallito o recuerdo a los invitados queda muy bien buscarles un rinconcito concreto donde puedan verse, otra cosa es que lo queráis dar como una sorpresa, en ese caso esconderlo muuuy bien. Y si los personalizáis muchísimo mejor, ya veis que con una simple tarjetita y un lazo queda súper bien.

                    

Y por último el photocall que está muy de moda últimamente en todas las fiestas. Como siempre personalizarlo a juego con la temática y si es para niños ponerlo a una altura a la que puedan llegar sin dificultades. Y ya sabéis que lo podéis elaborar vosotros o sacarlo de Internet ya que hay muchos imprimibles en la red.


5) Ahora es el turno de las decoraciones.
Por un lado tendríamos la mantelería que vamos a utilizar en la mesa de los invitados y también si vamos a poner algún centro de mesa, servilleteros personalizados, tarjetas con nombres, seattingplan, menaje... 


Luego estaría la decoración de la casa o el local donde organicemos la fiesta. Hay veces que los lugares muy recargados pueden agobiar así que aquí andaros con un poco de cuidado o puede parecer una juguetería jiji. Lo mejor es dar algún toque en las paredes o muebles y poner más detalle en algunos lugares como la puerta de entrada, el pasillo, alguna esquina o pared...


La música también es muy importante, puede sonar como música ambiental durante toda la fiesta o sonar en momentos claves. Y luego podemos disfrazarnos o darles algún detalle a los invitados para que estén en consonancia con la fiesta.


6) El último paso es el de las mesas de comida.
En toda fiesta no puede faltar algo que llevarse a la boca. Podemos optar por una mesa dulce, salada o combinar las dos. Ya sabéis que esto dependerá de cuándo sea la fiesta, si sólo es una merienda o vienen a comer o cenar. 

              
                                 

Cuando ya tengamos claro esto podemos elaborar un diseño de lo que será nuestra mesa. Esto nos ayudará a saber qué comida vamos a servir, cuanta cantidad y dónde la colocaremos. Os tengo que decir que algunas veces lo cambio un poco pero viene genial tener una idea clara de lo que vamos a hacer. En cuanto a la cantidad de comida está claro que dependerá de los invitados que tengamos. Normalmente en estos bocetos yo ya me suelo apuntar algunos detalles de decoración que me harán falta tener o comida.


A la hora de elaborar la composición de nuestra mesa hay que tener en cuenta darle diferentes alturas, ya sea con cajas, stands, o recipientes de varios tamaños. Y para mí es importante que tenga un punto focal donde se dirija la mirada por primera vez, yo suelo usar la tarta para ello. Y creo que si la composición es simétrica quedará mucho mejor a la vista.

Muy importante es que tenga un fondo. Lo podéis hacer colgando banderines o pompones, telas, poniendo algún dibujo o fotos. No hace falta llenar la pared tampoco, a veces con pequeños detalles es suficiente.


Y para acabar a mi me gusta siempre etiquetar la comida que pongo ya sea con un menú o con carteles en la propia mesa, ya que así la gente sabrá lo qué va a comer. A mi por lo menos me gusta saberlo porque soy algo tiquismiquis jaja (bueno ahora ya no tanto que voy madurando jiji) y aprecio saber lo qué es antes de comérmelo. Aquí tenéis dos opciones o poner el nombre tal cual de lo que es (cupcakes de chocolate, espaguetis boloñesa..) o poner un nombre original de acuerdo con la temática.

                   

Hasta aquí la entrada de hoy, espero no haberos soltado mucho rollo y que os sirva de ayuda para montar unas fiestas por todo lo alto sin querer tirararos por la ventana jaja. 

Y no me quería despedir sin dar las gracias al dibujante Capitán de Madera por este logo tan chulo que me ha diseñado. Me encanta, es precioso, muuuuchas gracias. Si queréis ver más trabajos suyos darle al enlace, vale la pena.


Ya sabéis que si tenéis dudas o alguna pregunta podéis hacerlas por aquí o por mis redes sociales que estaré encantada de hablar con vosotros/as. Hasta la siguiente entrada.

domingo, 9 de julio de 2017

20 AÑOS DE HARRY POTTER, ME HAGO MAYOR JIJI

Sí ya se que los 20 años de Harry Potter se cumplieron la semana pasada, pero entre unas cosas y otras me fue imposible escribir la entrada. Pero como fan (no, súper fan) tenía que hacerla sí o sí.
Aun me acuerdo de que cuando sacaron el último libro de la saga me fui corriendo en el descanso del trabajo para ir a comprarlo a la librería jajaja y no esperé a casa, empecé a leerlo allí mismo. Y tengo que decir que de vez en cuando los releo y veo las películas.

Y ya no os suelto más rollo y os presento lo que he hecho. Esta vez unos cakepops y dos modelos de galletas, como siempre sencillitos.


Las galletas son tan sencillas que no necesitan ningún tutorial. La primera es totalmente redonda y la podéis cubrir con glasa amarilla o con fondant. Si lo hacéis con glasa sólo hay que dejarla secar bien y luego ya se puede dibujar con rotulador de tinta comestible negro las gafas y la cicatriz en forma de rayo que tiene Harry Potter. La otra es redonda pero con ondulaciones (se puede hacer simplemente redonda o cuadrada) y, lo mismo digo, se puede cubrir con glasa o con fondant granate. Luego he pintado con pincel y colorante amarillo las iniciales HP copiando el diseño de los libros y alrededor de la galleta le he dado un toque de color. He elegido estos colores ya que son los de la casa de Griffindor, la de Harry. Son más fáciles de hacer que de decir Alohomora jiji.



Para los cakepops si que os he hecho una imagen tutorial, pero ya veréis como también son muy fáciles de hacer. Lo primero que tenemos que hacer son unas alitas con fondant blanco y las dejamos endurecer un poco. Después cubrimos el cakepop con chocolate blanco y antes de que se seque del todo lo cubrimos completamente con sprinkles dorados. Ahora os recomiendo que los dejéis endurecer muy bien (si hace tantísima calor como en Valencia estos días, meterlos en la nevera). Una vez esté duro le clavamos un palillo en la parte superior de parte a parte y ahí es donde colocaremos nuestras alitas. Y listo, ya tenemos nuestra snitch para comer. Quedan súper chulos.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Contadme por aquí o en mis redes sociales si os encanta tanto como a mí el mundo de Harry Potter o compartir otros dulces que hayáis hecho inspirados en él. Hasta la próxima.

lunes, 3 de julio de 2017

HERE WE GO!!

¿Sabéis quién dice esta frase? Sólo lo sabrán los amantes de los videojuegos, ya que era una frase que decía Mario Bros. Y en este juego he inspirado mi última fiesta, el cumpleaños de mi marido.

Creo que ha quedado todo muy chulo. Además esta vez os traigo mesa dulce pero también salada, ya que invitamos a la gente a comer.


Así nos quedó la mesa dulce. Y desde aquí tengo que darle las gracias a mi marido porque siempre me ayuda un montón con todas mis ideas. Prácticamente todo el fondo ha sido obra suya, y simula la pantalla del videojuego. Si le dais a la imagen podréis descargaros los dibujos que utilizamos para hacerlo y también los que usamos para el stand de cupcakes.


Las montañas y tubería están hechas con cartulina, luego imprimimos y pegamos los personajes y el letrero de "Feliz cumple" lo hicimos con cartulina. Podéis ver cómo en la imagen tutorial también os dejo en la imagen el enlace a las letras para que podáis imprimirlas.



Después pusimos un mantel blanco y para darle color una tela larga en el medio, roja con lunares blancos (como las setas que se va encontrando Mario en el juego). Para dar altura hice una caja cuadrada de cartón que forré con papel de seda amarillo y a la que le puse en el frontal una interrogación.

Vamos a ver que cositas súper buenas pusimos, mmmm.


Empezaremos por la tarta, y como siempre os digo dejad que el cumpleañero elija. En esta ocasión compramos una Selva negra del Corte Inglés que es la que más le gusta a él. Para tunearla un poco 😀 hice un cartelito con las letras del juego y lo pegué a dos pajitas. Lo clavamos en la tarta y la pusimos encima de la caja, creo que quedó fantástica y mi marido disfrutó comiéndosela.

Cupcakes no podían faltar como siempre, y preparé un stand muy apropiado para la temática. Forré de papel azul una base de corcho y además en el lateral le puse algas y peces para simular una de las pantallas acuáticas del juego. En el centro, para sostenerlo todo, no podían faltar las tuberías por donde bajan y suben a otras pantallas. Lo hice con tubos de cartón forrados de papel verde. La parte superior la forré de blanco y en el lateral imprimí nubecitas y las pegué. La parte de arriba es otra tubería de la que sale Mario y unas moneditas de chocolate.
Para decorar los cupcakes hice unos toppers con personajes y elementos del juego, que también podéis descargar en el enlace.


 De los cakepops estoy muy orgullosa la verdad (no se si está mal que yo lo diga jaja). Hice unos con forma de planta carnívora. Sólo hay que cubrir los cakepops de chocolate rojo (en mi caso yo teñí el blanco) y hacerle los detallitos con blanco. Para hacer las que tienen la boca abierta solamente hay que coger una bolita de cakepop y cortar un triángulo pequeño en la parte superior, luego se cubre de chocolate como el resto. Eso sí tened más cuidado porque son más frágiles. Después hice otros con forma de bombas. Cubrí la bola de chocolate y luego le puse detallitos de fondant (los ojos, los pies, la mecha y la llave de detrás).  Además para colocarlos en la mesa, compramos dos tuberías y las pintamos con pintura en spray verde. ¿Qué os parecen?









Las galletas también son un clásico de estas mesas. Para ponerlas forré dos corchos cuadrados de blanco, y el lateral con la misma tela que cubre el centro de la mesa. Hice dos modelos, las estrellas y las setas. os dejo la imagen tutorial de cada una para que veáis cómo las hice.



Como veis son súper sencillas de hacer. Sobretodo las estrellas, también las podéis hacer de fondant y será más rápido todavía de realizar.



Por último os mostraré esto, ya lo se no se come 😏, pero es que tuve que idear un plan B. En esta esquina supuestamente iba otro stand con cupcakes, nada más hacerlo quise colocarlo en alto (porque sino mis gatos podían acabar con él) y se me cayó al suelo. Y después de eso intenté volverlo a montar pero no se tenía, dos veces lo intenté. Así que la mañana del cumple cogí una caja de fresas le puse una tela alrededor y pensé en poner los cubiertos, los platos y las servilletas, al final creo que no quedó mal. Si os pasa algo así no os desesperéis porque siempre se nos puede ocurrir algo nuevo y seguro que queda genial.


Y como no sólo se puede vivir de dulce (ojalá jaja) hicimos una comida italiana. Puse un mantel de cuadros rojos y bautizamos a nuestro buffet con el nombre de "La trattoria de Yoshi". Además personalizamos un menú que colgamos para que los invitados supieran lo que era cada cosa. Más abajo tenéis todos los enlaces con las imágenes para que las descarguéis.





Hice focaccia con cebollita, tomates cherry y olivas, que se podía condimentar con un aceite un pelín picante. Pusimos un buen cuenco de espaguetis con tres salsas a elegir (compradas, porque no hay tiempo para todo; en los supermercados podéis encontrar algunas que están buenísimas). También hicimos canelones, dos pizzas y una ensalada. Para que os hagáis una idea de las cantidades que debéis poner os digo que nosotros eramos 6 personas y sobró un trocito de pizza y los canelones enteros (ya teníamos cena jiji). 

Y en esta ocasión no dimos ninguna invitación pero os he hecho una para que tengáis un ejemplo por si la necesitáis.




Además de todo esto también decoramos un poquito la mesa donde se sentaban los invitados. Pusimos un mantel azul, y con papel de seda hicimos estrellas a las que les dibujamos ojitos, que nos sirvieron de mantelitos individuales. Y pusimos un vaso a cada uno con un bigote que comprames en una tienda llamada Tiger, no se si la conocéis, pero me parecieron geniales, como si fuera el bigote de Mario. Y así nos quedó.

Aquí os dejo todos los enlaces de las imágenes que he utilizado:
Letreros mesa dulce y tarta.
Carteles y menú Trattoria.

Como siempre espero que os haya gustado y dejadme vuestros comentarios aquí o en mis redes sociales. Un abrazo y hasta la próxima.

PD.: Ya estoy maquinando el primer cumple de mi hijo, y me queda un mes jiji.