domingo, 17 de diciembre de 2017

CARTAS DE NAVIDAD IMPRIMIBLES

Siiiiii ya no queda nada para que llegue Navidad. Me encantan estas fiestas y desde que tengo a mi hijo aun más.

Hoy os traigo una entrada muy cortita pero que os puede ser muy útil en estas fechas. He realizado unas cartas para escribir a Papa Noel y a los Reyes Magos. Podéis descargaros tanto las cartas como los sobres en los enlaces que os dejaré más abajo. Las podéis imprimir para que la rellenen los más peques y vosotros también, claro que sí.




Ya que Papa Noel está al caer (nuca mejor dicho jiji) es la primera que os dejo. Cómo veis es una carta muy graciosa con huecos para rellenar. Además si queréis un sobre muy original también lo tenéis con su sello incluido. Sólo tenéis que pinchar en este enlace y la podéis guardar e imprimir.



A la carta de los Reyes le he dado un poco de color. Y también tenéis disponible un sobre para poder guardar la carta y mandársela. Pinchad aquí y lo tendréis.

Montar los sobres es muy sencillo, sólo tenemos que imprimir, cortar por las líneas de puntos y doblar por las líneas continuas. Después se pegan los laterales con un poquito de pegamento en barra y ya lo tendremos montado.

Espero que hayáis sido muy buenos y os traigan todo lo que pidáis. Un beso muy grande y pasarlo muy bien en estas fiestas. Hasta la próxima.

sábado, 2 de diciembre de 2017

TOMATITOS DULCES

¿Qúe le dice un tomate a otro cuando se lo encuentra en la nevera? Anda un tomate que habla.
Jajajaja sí, es muy malo pero si lo cuentas con gracia tiene su chispa. Además a mi hermana mayor le gusta, y gracias a ella y a mi otra hermana he podido hacer esta entrada, así que a mis súper hermanas va dedicada.

Cuando se enteraron de que hacía decoupage me trajeron un día unas servilletas preciosas de unos tomates muy cariñosos. Me encantaron tanto que me sirvieron de inspiración para hacer esta sorpresa dulce dulce. Como no, ha parado en manos de mis hermanas y les ha gustado mucho.


Como veis con las servilletas decoré un bote de leche en polvo de mi hijo y dentro les puse unas cositas muy dulces, igual que los tomatitos dibujados. Si queréis ver la técnica que utilicé para tunear el bote darle click al enlace de más arriba y os lo explico.


A los cakepops les di forma de tomate, por supuesto, y no tienen mucho misterio. Primero horneamos o preparamos unas bolas de bizcocho y después sólo nos queda decorar. Para ello, con fondant verde, hacemos las hojitas que llevan los tomates. Yo utilicé un cortador de hojas y así es más sencillo. Superponemos dos de ellas, algunas hacia arriba y otras hacia abajo y las dejamos endurecer un poco. Después clavamos los palitos a la bola de bizcocho con un poquito de chocolate y los metemos en la nevera para que endurezcan. Una vez fríos los cubrimos con chocolate rojo (o blanco teñido con tinte liposiluble) y colocamos arriba un ramillete de hojas. Cuando seque a temperatura ambiente (no lo metáis en la nevera porque al fondant no le gusta mucho jiji) ya estarán listos.


Las galletas me han gustado mucho como han quedado. Quise que tuvieran la apariencia de un sello. Para hacerlas horneamos unas galletas (os dejo la receta en el link), y cuando estén frías con un cortador igual pero más pequeño cortamos cuadrados de fondant blanco. Luego con rotuladores de tinta comestible (me encaaaantan) dibujamos un tomatito y en una esquina superior un corazón y la palabra "love". Se podría hacer con glasa o pincel y colorantes pero con rotuladores es más rápido y tengo más precisión.


Por último hice unos muffins con pepitas de chocolate, y no se aprecia, pero los coloqué en unas capsulas muy amorosas llenas de corazones.

Todo lo hice por duplicado y de esta manera al día siguiente les llevé este estupendo regalo a mis hermanas que las quiero un montón. Creo que ya no queda mucho rastros de los dulces y el bote lo han puesto en la cocina con los cucharones, queda muy resultón.

Animaros y hacerle un detallito a alguien que queráis mucho seguro que le gusta. En lugar de un bote podéis decorar una cajita de fresas o simplemente comprar una caja bien bonita. Y guardaros esta idea para San Valentín porque es perfecta.

Hasta la siguiente entrada. Nos vemos.





domingo, 22 de octubre de 2017

DESAYUNO DE HALLOWEEN

Hola de nuevo, dentro de nada ya es Halloween y os he querido traer una entrada para los más pequeños o para los amantes de Disney.

Como siempre he hecho algo fácil de hacer y que lo podéis hacer el mismo día. Yo lo he pensado para un desayuno pero también puede valer para la merienda.


Como veis sólo hacen falta unas galletas Oreo, leche y cartulinas.

Para las hacer las galletas necesitáis galletas Oreo normales y minis, chocolate blanco y colorante naranja liposoluble y sprinkles de halloween.


Lo primero es preparar el chocolate, si conseguís naranja mucho mejor, pero sino podéis teñir el blanco con colorante naranja o como hice yo mezclar rojo y amarillo. Una vez listo metemos la galleta hasta casi la mitad y antes de que se seque ponemos el sprinkle (en este caso una calabaza) y dejamos secar. Cuando esté seco el chocolate abrimos una mini Oreo por la mitad y las introducimos un poquito en la galleta grande y listo. 


Yo hice cuatro diferentes, pero pueden ser todas iguales, a vuestro gusto. Y si hay galletas de desayuno no puede faltar la leche. Simplemente hay que poner la leche en una botella y ponerle alrededor una etiqueta que podéis descargaros más abajo.



Pero y si lo que queréis es regalarlas, podéis preparar una cajita bien chula y ponerlas dentro. Sólo haceros con una cartulina negra, otra naranja, una cinta y pegamento.



Se corta un rectángulo de color negro y se puede decorar como queráis, yo hice con rotulador blancos unas caritas de mickey. Junto a la etiqueta de la leche os dejo una silueta para que podáis gastarla de patrón y hacer como una calabaza que hay que pegar a la cinta. Con la cartulina negra hacemos un cilindro y chafamos las dos partes de un lateral. Luego metemos las galletas y chafamos el otro lateral, cerrando así la caja. Colocamos la cinta alrededor y le hacemos un nudo, de esta manera la cajita no se podrá abrir y quedará preciosa.

Espero que os animéis a hacerle un desayuno a los más peques, seguro que se lo comerán encantados y disfrutar mucho de este Halloween. Hasta la próxima.

ETIQUETA LECHE

domingo, 1 de octubre de 2017

CUMPLEAÑOS ESPACIAL

Hoy os traigo una estrada muy "espacial". Hace poco hice una tarta y unos cupcakes para el cumpleaños del hijo de una amiga que cumplía 12 años. 

Tengo que decir que cuando nos invitaron al cumple no caí en decirle que podía hacerle la tarta, ¿cuándo creéis que se me encendió la bombilla? pues el mismo día jajaja. Yo muy apurada hablo con mi amiga esa misma mañana diciéndole que lo sentía pero que ni había pensado en preguntarle si quería que le hiciera una tarta y que suponía que ya la tendría comprada. Pero no, así que le dije que no se preocupara que yo me encargaba de hacer la tarta para los niños y cupcakes para los adultos. Le pregunté por los gustos de su hijo y me dijo que el espacio.

Yo enseguida me puse a maquinar, pero claro tenía como unas cuatro horas para hacerlo todo, era toda un reto. En ese momento pensé y confirmé que estoy un poco loca metiéndome yo sola en estos jaleos, pero que le vamos a hacer me encanta jajaja.

Tengo que decir que estoy muy orgullosa porque además de que me dio tiempo fue un gusto ver como los niños se comían la tarta y repetían.


Fue un cumple muy chocolateado jiji. La tarta era de oreo y los cupcakes eran puro chocolate. Para exponerlo me llevé un mantel de color azul muy espacial.


La tarta la cubrí con crema de mantequilla de chocolate blanco y le añadí polvo de oreo por eso tiene ese color, pero me vino genial para simular la tierra de un planeta conquistado por un simpático astronauta; que es, como no, el cumpleañero, para demostrarlo planta su bandera en el planeta con su inicial.
Para hacer ver que era un planeta una vez puesta la capa sujeta migas, puse otra capa encima a la que luego le hice surcos de diferentes tamaños con una cuchara. Era muy sencillo de hacer, tampoco había que alisar mucho la crema de la tarta porque simulaba el terreno del planeta, lo que venía genial por el poco tiempo que había para hacerla.
La banderita también fue sencilla de hacer, simplemente corté un triángulo en papel rojo y la pegué a un palito de cakepop, y para personalizarlo puse la inicial del cumpleañero.


Creo que el astronauta fue lo que me llevó más tiempo. Esto (si vosotros sois más organizados que yo) lo podéis hacer algún día antes sin problemas. Sólo se necesita fondant blanco, gris o plata y azul, pero este último podéis cambiarlo a vuestro gusto.
Lo primero es hacer la cabecita con un bola blanca y en los laterales se le ponen dos bolitas aplastadas. Con gris hacemos la ventanita de la cara y la parte de abajo.
Para el cuerpo hacemos un cilindro con una parte mas ancha. Luego lo aplastamos un poquito para achatarlo. Delante le ponemos como un panel de mandos. Le ponemos un palillo y le montamos la cabeza encima.
Ahora toca hacer los brazos con dos churritos y bolitas para las manos. Y las piernas las hacemos con varias bolitas aplastadas que luego juntamos. En la base de los pies ponemos un círculo gris al que le hemos hecho unas líneas.
Para que quedara más personalizado en cada brazo el astronauta llevaba unas etiquetas, una con el nombre del cumpleañero y en la otra los años que cumplía.


Estos eran los cupcakes para los papás que venían. Milagrosamente me dio tiempo a hacer los toppers y las tarjetitas de la mesa. Para darle un toque espacial a los cupcakes, además de los toppers, le puse sprinkles dorados. Os pongo aquí mismo la receta porque tenéis, no, DEBÉIS PROBARLOS, están súper buenos, eso sí, sino os hace gracia el chocolate ni los miréis jiji.

CUPCAKES PURO CHOCOLATE

Ingredientes para la masa.

180 g de harina
Una cucharadita y media de levadura
40g de chocolate en polvo sin azúcar
200 g de azúcar moreno (puede ser blanco pero éste le dará más humedad y quedarán mejor)
100 ml de aceite de girasol
3 huevos M
120 ml de leche (la que os guste más)
Una cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes para la crema (ganache)

200 ml de nata 35% M.G.
200g de chocolate para postres

Preparación para 12 cupcakes

Precalentamos el horno a 180º. Mezclamos el aceite con el azúcar. una vez integrada ponemos los huevos y batimos. Tamizamos el cacao, la harina y la levadura todo junto, luego lo incorporamos a la mezcla anterior y volvemos a batir. Cuando esté todo disuelto echamos la leche y la vainilla y acabamos batiendo para que quede una masa homogénea. Rellenamos las cápsulas unas 2/3 partes y los horneamos 20 minutos o hasta que clavemos un palillo y salga limpio.
Mientras están en el horno vamos haciendo la crema, que es una ganache de chocolate. Para ello troceamos el chocolate y lo ponemos en un bol. En un cazo calentamos la nata y cuando esté apunto de hervir la quitamos del fuego y la vertemos encima del chocolate. Lo dejamos así medio minuto y empezamos a mezclar con una espátula hasta que todo quede integrado. Lo tapamos con papel film y lo metemos en la nevera para que endurezca un poco.
Cuando ya tengamos los cupcakes frios y la ganache algo dura la metemos en una manga pastelera con una boquilla de estrella y los decoramos. Luego ponemos un sprinkles dorados por encima y ya estarán listo para comer.


Como siempre os he hecho una invitación por si os animáis a personalizar vuestra fiesta y queréis enviar la invitación o imprimirla.


Y hasta aquí la entrada de hoy, espero no haberme enrollado mucho ;)

Ahh y aquí abajo os dejo el enlace de los toppers y carteles de la mesa, que no se me había olvidado. Hasta la próxima.

domingo, 3 de septiembre de 2017

MERIENDA PARA DOS

Ya estoy por aquí de nuevo y también ya trabajando joooooo. La verdad es que no me puedo quejar me encanta mi trabajo, pero también me encanta estar con mi familia y hacer muchas cositas con  y para ellos.

En esta ocasión quise hacerle una merienda a mi marido, así que elegí la "sandía" como temática porque le encanta. A ver qué os parece.


Como veis hice una merienda para los dos con cupcakes, galletas, leche y unas chuches. Compré unos platos color turquesa (no encontré verdes) y puse servilletas rojas que ya tenía en casa. Las chuches que por supuesto tenían forma de sandía las puse dentro de una cápsula rígida de cupcakes.


Hice una tarjeta en la que puse "Haces de mi vida una delicia" y es una verdad como una catedral :) siempre es chulo tener detalles bonitos.

La leche la puse en un tarrito de los potitos de mi hijo y la verdad es que llevaba tiempo queriendo hacer algo con ellos (menuda colección tengo jiji). La idea la saqué de pinterest y leí la entrada en el blog Sólo para mi. Pinté las tapas de verde y les hice un agujero para poder meter la pajita. Luego en el tarro hice tajadas de sandía pintadas con pintauñas. En el blog pone que se pueden lavar y no pasa nada, yo la verdad es que al tercer lavado la parte roja se me despegaba, puede ser por el tipo de pintauñas (es de secado rápido), probad vosotros y me decís. Eso sí la verdad es que aunque me durara un sólo uso lo volvería a hacer porque queda chulísimo y puedes personalizarlo para cualquier temática y reciclar los tarros de vidrio.

A la pajita le pegué una tajada de sandía que imprimí en cartulina, si le dais a la foto os la podréis descargar junto con  la tarjeta.


La galleta es sencillísima de hacer. Hacemos galletas redondas y las partimos por la mitad, mejor antes de hornear. Cuando estén frías podemos decorarlas con glasa. Hacemos primero el borde inferior de verde y después la parte roja y dejamos que seque muy bien. Luego hacemos la parte blanca y pintamos con rotulador de tinta comestible las pepitas.

Y también hice unos muffins porque a mi marido le encantan.Os dejo la receta por si os animáis a probarlos.


MUFFINS CON CHOCOLATE

Ingredientes 

75 g de azúcar
1 huevo
100 g de harina
1 cucharadita de levadura
2 cucharaditas de leche
60 ml de aceite de girasol
Una pizquita de sal
25 g de pepitas de chocolate

Preparación
Precalentamos el horno a 175 ºC.
En un bol batimos el azúcar y el huevo. Después añadimos la harina, la levadura y la leche. Batimos bien e incorporamos el aceite y la sal. Seguimos batiendo hasta que quede integrado y una masa bien lisa. Después incorporamos las pepitas de chocolate.
En esta ocasión, como quería simular unas sandias, he teñido la masa con colorante en pasta rojo.
Repartimos la masa en cápsulas y horneamos durante unos 20 minutos.

Para la decoración simplemente monté 200 ml de nata con una cucharadita de azúcar glas, y después la teñí de verde.

Con esta receta tenéis para unos 5 muffins si los hacéis en cápsulas de cupcakes.

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que os animéis y le preparéis una súper merienda a esa persona que os hace la vida deliciosa. Enseñadme las fotos por mis redes sociales, estaré encantada de verlas.

Si como yo ya se os han acabado las vacaciones mucho animo y a la cargaaaa, y pensad que con meriendas así toda vuelta es más fácil jiji. Y si sois de los que tienen las vacaciones ahora pasadlo muy bien , descansar y cargar pilas. Hasta la próxima.





domingo, 20 de agosto de 2017

EMOJI, LAS GALLETAS

No sabéis las ganas que tengo de poder ir con mi peque al cine a ver una película y comer palomitas, como la de "Emoji". Pero mientras me entretendré haciendo galletas y esta vez les toca a los emoticonos algo que ya llevaba hace tiempo rondando por mi cabeza y esta película ha sido la excusa perfecta.

Son muy sencillas, como siempre, esta vez es que no he hecho ni las galletas, he cogido unas Oreos, que me encantan y las he tuneado. Vosotros si queréis (aunque con este calor no se yo...) las podéis hacer y después decorar.


He hecho cuatro modelos pero anda que no hay para elegir. Yo he escogido las mas cariñosas. Y después de hacerlas me preparé un buen batido (con helado casero de Oreo mmmmm) para acompañarlas y merendar bien a gusto.


Si son cariñosas el besito no podía faltar. En todas las galletas es la misma técnica. La cubrís completamente con chocolate blanco teñido de amarillo (acordaros que debe ser tinte liposoluble) y en este caso he puesto un sprinkle de corazón antes de que se secara del todo. Cuando ya está seco he derretido chocolate negro y he ido dibujando con una estaca los ojos y la boca.


La siguiente es la carita sonriente que a mi me encanta. Lo mismo, toda cubierta de chocolate y cuando se seque con chocolate negro hacemos los rasgos. A mi se me olvidó, pero quedaría genial si con un poquito den colorante rojo en polvo le hacéis los coloretes de las mejillas.


También he hecho el guiño, aunque esta más que cariñosa es picarona jiji. Y hacemos igual que antes. Lo cubrimos todo de amarillo, también podéis hacerlo con glasa pero para estas galletas me gusta más cubrirlas con chocolate. Una vez seco hacemos los detalles de la cara.


Y si son cariñosas esta no podía faltar, la cara enamorada. Se cubre todo con chocolate amarillo y se le ponen dos sprinkles de corazón a modo de ojos. Cuando esté seca, con chocolate negro le hacemos la boca.

Estas son unas galletas muy sencillas que podéis hacer en un momento. Además podéis ponerlas en un paquetito y regalarlas.


Fijaos que sencillo es de hacer. Con un trocito de celofán hacéis como una bolsita, ponéis las galletas dentro en una fila y para cerrar la bolsa podéis poner una cartulina con un mensajito. Yo he puesto "Cambio galletas por besos" ¿Las quieres?" claro escrito con emoticonos. Me ha parecido una frase ideal para estas galletas. Si pulsáis en la foto os podréis descargar el diseño de la tarjeta.

Si además queréis acompañarlas de un batido aquí os dejo la receta del que me hice con helado casero.

RECETA HELADO DE GALLETAS OREO

Ingredientes
500 ml de nata 35% de MG
100 ml de leche entera o semidesnatada
2 yemas de huevo
1 chorro de esencia de vainilla
240 gr de galletas oreo

Preparación
Separamos el relleno de las galletas. La mitad de las galletas las troceamos y la otra mitad las picamos para hacer un polvo con ellas.
Después metemos el relleno de las galletas, la nata, la leche, los huevos y la vainilla en el vaso de la batidora y batimos.
Si vais a usar heladera como hice yo metéis la mezcla en la nevera para que se enfríe, como una hora. Después añadimos el polvo de oreo y volvemos a batir. Entonces ponemos la heladera en marcha (que debe estar previamente en el congelador, yo la dejo de un día para otro) y echamos toda la mezcla. Dejamos unos 30 minutos hasta que tenga la cremosidad que deseemos. El último paso sería añadir los trocitos en galletas, dejamos que de unas cuantas vueltas y listo.
Si no tenéis heladera no os preocupéis, a la mezcla añadirle directamente los polvos de oreo y batir. Lo ponéis en un recipiente apto para el congelador y tenéis que ir removiendo cada media hora, durante unas tres horas. Cuando está algo cremoso podréis añadir los trocitos de galletas.


RECETA BATIDO DE HELADO OREO

Ingredientes
1 taza de helado de galletas Oreo.
1 vaso de leche
Nata montada
Dos o tres galletas Oreo
Mini galletas Oreo

Preparación
Ponemos en el vaso batidor el helado, la leche y tres galletas Oreo. Se bate todo un minuto a velocidad máxima, y ya lo tenemos. Para decorar podemos poner nata montada y algunas mini Oreos por encima.


Ya sabéis hacerlas y regalárselas a quien más queráis. Y si os apetece contádmelo por aquí o en mis redes sociales que estaré encantada de leeros.




domingo, 6 de agosto de 2017

EN LA GRANJA DE PEPITO IA, IA, O...

Si habéis echado un vistazo a mis redes sociales ya sabréis que la temática de mi última fiesta ha sido la granja.

Era una fiesta muy especial porque era el primer cumpleaños de mi peque, y ya que teníamos un peto vaquero, un gorro de paja para él y le encantan los animales tuvimos claro de qué hacérsela.


Así que mi marido y yo nos pusimos manos a la obra pensando en cómo adornar la casa y qué hacer de merendar. Empezaré contando las decoraciones que hicimos para la casa y la mesa de invitados.



En una pared colgamos un panel con datos importantes sobre él. Es una cartulina negra que simula una pizarra. Las letras blancas las hice con un rotulador blanco pero las de color, con tiza de toda la vida y quedó muy bien. Además por arriba pusimos una guirnalda que hice cortando tiras de tela y atándolas a una cuerda.

Podéis poner rasgos de la personalidad del niño/a, sus gustos, lo que mide y pesa... Os pongo el que yo hice más de cerca para que os hagáis una idea. Además si le dais a la imagen os podréis descargar los animalitos que imprimimos y pegamos.


Otra cosa que hicimos fue una idea que vi en pinterest (os he dicho alguna vez que me encanta). Convertimos unos pompones de papel en animales, quedaron muy graciosos. 


Hicimos un pollito, una oveja y un cerdo. Como suelo pusimos un trozo de cesped artificial y además a la derecha pusimos las letras UNO junto a una foto suya del día que cumpló un año (ya que lo celebramos cinco días más tarde). En la foto no lo podéis ver pero encima de esto colgamos una cuerda donde pusimos una foto por cada mes para que se viera como ha cambiado en un año. Quedó precioso el poder ver todo lo que ha crecido. 
Con los animales no nos complicamos mucho la vida, compramos los pompones en una tienda y recortamos directamente en cartulina los ojos o el resto de partes que íbamos a poner.

El resto de decoraciones fue para la mesa de invitados. Hice dos servilleteros y un centro de mesa.


El centro de mesa es muy sencillo de hacer. Cogí un bote de leche de mi hijo y lo pinté de blanco. Una vez seco fui pegando con silicona caliente cuerda por todo alrededor y para darle un toque especial añadí una cinta que encontré en un bazar que le iba genial a la temática, con cuadritos rojos y tela de saco. Después lo rellené con flores artificiales (si son naturales queda más bonito pero luego las quería aprovechar para dejarlas de adorno en casa) y para personalizarlo clavé con brochetas un círculo con el número 1 y el nombre de mi peque y un caballito. En un principio iba a hacer dos pero la cuerda no me dio para más jaja.

Para los servilleteros compré palitos de madera y los fui pegando para hacer la estructura, abajo tenéis la imagen tutorial. Después imprimí los animalitos y los pegué. Si le dais a la foto de arriba tendréis los dibujos que utilicé para tanto para el centro como para los servilleteros.



Todo esto lo puse en la mesa de invitados encima de un mantel precioso y muy alegre que me cosió mi madre para la ocasión. Además compramos vasos y platos de cuadritos rojos y cucharas rojas.  Creo que quedó genial.


Y ya llego a la parte de la mesa dulce. Colocamos dos caballetes y una tabla para hacer la mesa. Puse una tela de arpillera (tipo saco) y encima de esta un mantel de cuadros rojos para dar un estilo campestre. Lo coloqué de tal manera que hacía dos picos para darle un toque más original.


Además pusimos un fondo con papel azul y con cartulinas hicimos un pajar y un manzano. Además en el último momento, ya que lo veía un poco vacío puse unos banderines que tenía.

En cuanto a los dulces intentamos poner cosas para que todo el mundo comiera al menos algo, y no os creáis que fue fácil ya que hay quien no puede tomar lactosa, otro azúcar... 


Estos vasitos eran de bizcocho de almendra con nata y trufa. Corté unos círculos de tela y los até con una cinta para simular los tarritos de mermelada de antes. Además los colocamos dentro de una caja de frutas.

Encima de la caja a modo de decoración pusimos una regadera con flores y unas magdalenitas de stevia con soporte individual.


Lo más sencillo de hacer fueron las palomitas, que eran de bolsa que se pueden hacer en el microondas, siempre os digo que hay que ganar tiempo y cosas así vienen muy bien. Las puse en una cestita de mimbre con una servilleta roja en su interior.


Y también los muffins, que eran de una caja de preparado. Yo los hubiera hecho pero es que a mi marido estos le encanta, que le vamos a hacer, hay que quererlo igualmente jiji. Lo único que hice fue cambiar las cápsulas blancas que traen por unas con manchas de vaca. Además quedaron muy bien porque las pepitas del muffin parecían manchas también.


Los cakepops los hice de dos formas, cerditos y pollitos. Además compré unas cajitas que parecían vallas y coloqué dentro un corcho que adorné con césped artificial.


Para hacer los cerditos se necesita chocolate blanco y colorante rojo liposoluble o chocolate ya teñido de rosa. Es muy sencillo de hacer, cuando tenemos la bolita hecha le pegamos con un poquito de chocolate el palito, un lacasito en el frente y dos pepitas arriba que simularan las orejitas. Una vez esto ha endurecido (yo lo meto en la nevera y más con el calor que ha hecho estos días) lo cubrimos todo con el chocolate que hemos teñido de rosa y  nuevamente lo dejamos endurecer. Y solamente nos queda pintarle los ojitos, los agujeritos de la nariz y la boca. Yo las hice de diferentes maneras.


Los pollitos son aun más fáciles. Cuando tengamos la bola le ponemos el palito y dejamos endurecer. Luego lo cubrimos todo con chocolate amarillo y antes de que se seque le ponemos un triangulito de fondant naranja. Cuando esté seco nos queda sólo dibujar los ojitos.


Además luego se me ocurrió que uno podría ser la gallina. Para ello tenemos que cubrir uno de chocolate blanco, ponerle también el pico y además una cresta. Luego dibujamos los ojitos y listo.


También pusimos galletas, unas eran de margarina y a otras les añadí cacao en polvo hasta que conseguí un color que me gustó. Las hice todas redondas simulando la cara de un caballo, así tampoco hace falta ningún cortador especial.


En esta ocasión no las decoré con glasa sino con chocolate. Con rojo o amarillo hice el lazo y con chocolate puro el pelo, las orejas, ojos nariz y boca. En el caso de la blanca las orejas las hice con chocolate con leche y el pelo con chocolate blanco.


Y por último os presento la tarta. La puse encima de una base de madera y para darle altura la coloqué en un bote de leche que decoré igual que el centro de mesa.  Toda la tarta la cubrí con crema de mantequilla de chocolate blanco que teñí de verde. Lo hice con la boquilla que tiene agujeritos y sirve para hacer un efecto de hierba, queda genial aunque hay que tener algo de paciencia.


Encima puse unos animalitos de fondant y la velita del número 1. Los animales me costaron algo de hacer no por la dificultad sino por el calor. Se me pegaba el fondant, no se quedaban en la posición que quería... pero bueno al final no quedaron mal.


Para la vaca se necesita fondant blanco, negro, amarillo y rosa. Los ojitos y la boca los dibujé con rotulador de tinta comestible. La cabeza la uní al cuerpo con un palillo y como veis la tuve que aguantar con una servilleta porque se caía del calor.


Ovejas hice dos, una blanca y otra negra. El cuerpo simplemente se hace pegando bolitas de fondant.

Y por último el cerdito que sintiéndolo mucho no os puedo ofrecer la imagen tutorial porque las fotos del proceso no se porqué no se veían bien, quedaron negras. Pero es la misma técnica que el resto de animalitos. Un par de bolas, las patas, orejas, morrito y cola. Los detalles con rotulador.


Además en la mesa dulce también pusimos batidos que hicimos con helado casero (gracias a los reyes que las últimas navidades me trajeron una heladera, están buenísimos) de fresa y chocolate.


Como veis puse cartelitos en todas las cosas, aquí abajo os adjunto el enlace para que os los descarguéis.

CARTELES MESA DULCE

Y la invitación que podéis imprimir o mandar por whatsapp.


Bueno y esto es todo. Yo disfruté mucho preparando este primer cumple del peque y sobretodo celebrándolo con él y con toda la familia. Así que animaros y si preparáis una "granja dulce" etiquetadme en las redes sociales para que la pueda ver, me encantará. Hasta la próxima.